Anuncio

Anuncio Módulo
Colapsar
No hay anuncio todavía.

Ayunos en el hinduismo

Título de Página Módulo
Transferir Eliminar Colapsar
X
Detalle Conversación Módulo
Colapsar
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • Ayunos en el hinduismo

    Para el hinduismo, el calendario de ayunos (denominado vrat) asigna días de abstinencia comunitaria junto con otros de elección personal. Estos últimos varían en función de la divinidad elegida por cada individuo.

    Las fechas de ayuno hinduista más universales son las correspondientes a los Sashti, Amavasya, Pradosam, Durga Puja Sivarathri, Samkatahara Chaturthi, así como a cada Ekadashi (once días después de cada luna llena).

    El hinduismo concibe la comida como una gratificación para los sentidos. Por lo tanto, ayunar eleva al hombre a un nivel de contemplación superior, constituyendo un elemento de auto disciplina y concentración, un entrenamiento físico y mental que fortalece y purifica al individuo.
    Principales fechas de ayuno hinduista:
    - Días de cada mes: Ekadasi, Pradosha, Purnima
    - Días de la semana: dependen de la deidad idolatrada (los devotos de Shiva suelen hacerlo en lunes, mientras que los de Vishnu lo hacen los jueves)
    - Los martes es el día elegido por las comunidades hinduistas del sur (diosa Mariamman) y del noroeste (dios Jánuman) de India. El ayuno en estos días es a base de leche y frutas, desde el amanecer hasta la puesta del sol.
    - Los jueves están asignados al dios Brihaspati Mahádeva, cuya devoción se concentra en el norte de India. También el jueves es el día escogido por aquellos que siguen a maestros espirituales, o gurús.
    - Celebraciones religiosas: fechas señaladas como el Maha Shivratri, o los nueve días de Navratri, así como en Karwa Chauth, donde las mujeres casadas ayunan para garantizar prosperidad, salud y longevidad a sus maridos.
    - En el estado de Andhra Pradesh, el día después del Deepavali suele ser una fecha de inicio del ayuno para ciertos individuos, especialmente mujeres.
    Si bien ya hemos mencionado algunas formas de ayuno hinduista, conviene recordar que cada comunidad sigue su propia metodología. En los ayunos más estrictos, no se ingieren alimentos sólidos ni líquidos a partir de la puesta de sol de la víspera de la fecha señalada, hasta 48 minutos después del amanecer siguiente. Otras formas de ayunar consisten en simplemente reducir la alimentación a una sola comida diaria, prescindiendo a menudo de algunos alimentos. Sea cual sea el caso, los productos de origen animal quedan totalmente descartados para casi cualquier ayunante hindú.

    Como contrapartida, uno de los métodos de auto-realización hinduista, el Sri Vidya, prescribe el acto de ayunar. El motivo es que durante esta práctica, la Devi (diosa) se encuentra en el interior del individuo y, por tanto, la deidad sufriría la misma inanición que el individuo.
    Como veremos en más profundidad en la sección del ayuno por motivaciones sociales, o ayuno reivindicativo, uno de los más famosos personajes hinduistas, Gandhi, practicó el ayuno en su Satyagraha, como forma de protesta y lucha, aunque también le atribuía una notable dimensión espiritual.

    Cabe destacar una de las facetas más singulares que se le atribuyen al acto de ayunar desde el punto de vista del hinduismo. Se trata del credo vaisnavista (o visnuista), para el cual ciertas formas de ayuno, acompañadas de cánticos sagrados, pueden redimir a la persona de los pecados acumulados durante una cantidad variable de vidas anteriores.

    “Si una persona come una vez al mediodía en Ekadasi, los pecados de su nacimiento anterior se borran, si solo toma la cena, los pecados adquiridos durante dos nacimientos son removidos y si ayuna por completo, los pecados acumulados durante siete nacimientos previos son erradicados.

    Esta redención de los pecados mediante el ayuno en la festividad de Ekadasi puede ir más allá todavía, si al ayuno lo acompaña la vigilia:

    Los pecados que una persona ha acumulado en más de mil nacimientos previos, son reducidos a cenizas si no sólo ayuna, sino que permanece despierto durante toda la noche de Ekadasi, tal como una montaña de algodón puede ser reducida a cenizas si se enciende en ella un pequeño fuego.
    La no observación del ayuno en esta y otras festividades importantes constituye un pecado de considerable gravedad, pudiendo llegar a consecuencias nefastas para quien lo comete:
    "Aquel que come en el día del aniversario del Señor Krishna representa lo más despreciable de la raza humana. […] Sus créditos piadosos de diez millones de nacimientos serán destituidos al instante. […] se convertirá en un buitre por diez millones de nacimientos, en un cerdo por cien nacimientos, en un perro por cien nacimientos y en un chacal por otros cien nacimientos.”
Trabajando...
X